Recomendados

viernes, 26 de febrero de 2010

MARITÉ ZALDÍVAR, por favor usar, por favor tocar (FEPURÚ) - Texto: ADRIANA ALMADA / Fuente: COLECCIÓN PRIVADA, escritos sobre artes visuales

por favor usar, por favor tocar
(Detalle, Fota: Gabriela Zuccolillo)
Comentario de ADRIANA ALMADA
.
TRAS UNA LARGA trayectoria de reflexión sobre la cuestión identitaria en el Paraguay, Marité Zaldívar aborda una nueva instancia en su proceso creativo, ofreciendo una obra desinhibida y hasta hilarante, que postula el vale todo al tiempo que patentiza con rigor conceptos ya institucionalizados como multiculturalismo.
** Objetos industriales de consumo masivo, productos artesanales de origen indígena y popular y elementos creados por la misma autora confluyen en un todo único, hecho de componentes diversos en materia y procedencia.
** Aquí convergen hábitos, culturas, temporalidades, conjeturas y certezas. Un inventario de inutilidades lúdicas ha sido pulcramente clasificado (con nombre y propiedades), distribuido y autonomizado en tules sintéticos de variados colores, los populares mosquiteros paraguayos. Son células distintas de un solo y complejo corpus ludi destinado a desafiar, con su irreverencia a veces candorosa, la acartonada conducta de los contempladores de arte y el relacionamiento "profesional" de críticos, galeristas y gestores culturales con la obra.
** Todo cuanto hay en esta instalación ha sido hecho por ella misma, reivindicando el perfil artesanal del artista de otro tiempo, hoy reemplazado por creadores virtuales o diseñadores de proyectos. Y esto, por una razón para ella tan simple como importante: el aura de las cosas. Marité ha vaciado cada uno de los objetos de su función original y les ha asignado un nuevo rol en este carrousel contemporáneo, re-significándolos conceptual y energéticamente. Así, re-semantizado, un elemento usualmente valorado por su carácter antropológico, estético o utilitario se transforma en un juego divertido que interpela ciertas nociones consensuadas sobre la identidad nacional y/o latinoamericana y moviliza emociones encontradas en el "usuario".
** En esta obra, pensada, sentida y realizada como una ofrenda al Otro, Marité no pide reflexión sino disfrute de los sentidos. "La entrada es a través de los canales perceptivos: ver, oír, sentir, comer, gustar. La visualidad es la parte más pasiva. Aquí, en cambio, hay que descalzarse y caminar. Tocar, oler. En realidad es una obra interactiva", dice.
** Todo ha sido comprado a precio de oferta en los mercados populares, reciclado y transformado. Ha diseccionado objetos e historias, y los ha re-inventado y concatenado. Hay vestidos para el cuerpo, para el tacto, para el corazón. Son ropas para caminar la vida, como el traje de porongos de múltiple factura, cuyo sonido y cuyo peso generan porte mayestático y radiación protectora. Hay peluches terapéuticos para el plexo cardíaco. Objetos policémicos en lycra y fibra de chaguar, semillas de samu´u y foquitos made in China, textiles maka y chamacoco, nylon, ñandutí, tecnología barata. "Se trata de incorporar todo, como en la vida", dice Marité, que no ha dudado en incluir comida, chicles, chocolates y un "té mágico para diluir el miedo y la culpa, dos pilares de nuestra cultura".
** Los objetos esperan al sujeto para cerrar su círculo expresivo (¿o abrirlo?). Los bloques tallados de palo santo se convierten en “el camino de los siete pasos" sólo cuando alguien los pisa. Así, Marité abre las puertas a la participación, no ya en función de la denuncia, la expresión de una problemática social o el compromiso po-lítico -tan presentes en su obra anterior-, sino con la secreta ambición de llegar a la intimidad del Otro y hasta producir curación emocional. Un objetivo -para muchos- algo desconcertante y de dudosa suerte. Sin embargo, esto no parece importarle a esta "vieja luchadora" siempre en busca de nuevas alternativas, diestra en el doble juego perceptivo y propositivo del afuera y el adentro, que ha sabido conjugar ingredientes locales con criterios internacionales y es capaz de comunicarse en su propia lengua en una Babel de paroxismo.
** Marité hoy desoye signos funestos y apuesta a la experiencia directa, acotada y personal del desarrollo espiritual. Esto le hace decir, en franca alusión a etapas anteriores: "Un mapa de Paraguay de restos de bolsas zurcidas de algodón, puestas en el piso, o nueve banderas zurcidas de arpillera, ya hablan mucho sobre nuestra situación de ahora y de antes. Durante años trabajé el tema del Paraguay con sus vísceras y sus dolores. Hoy es mi interés trabajar desde el amor. Si antes me detenía mucho a escarbar e indagar causas, razones y posibles alternativas políticas y de poder dentro de mi obra, en este momento me interesa concentrarme en el sentido de sanación, de optimismo y de alegría".
** Por favor usar, por favor tocar. La invitación, casi una súplica -escrita en la antesala de la muestra-, se condice con la tradicional acepción de FEPURÚ, título de la obra, que en guaraní quiere decir “PARA TRAER LA MANO". Por favor usar. Por favor tocar.
Premio Jacinto Rivero. Arte Contemporáneo, Ediciones Faro para las Artes, Asunción, 2002, PP. 91-95.
Fuente: COLECCIÓN PRIVADA, escritos sobre artes visuales (en Paraguay). Por ADRIANA ALMADA. © ADRIANA ALMADA. Editado con el apoyo del FONDEC, Asunción-Paraguay 2005. (325 páginas).
.
MARITÉ ZALDÍVAR
(Enlace a datos biográficos y
galería de obras
en la GALERÍA DE ARTES del
www.portalguarani.com )
.
Enlace a la GALERÍA DE ARTES
Amplio resumen de autores y obras
de las Artes Visuales en Paraguay.
Óleos, Acrílico, Técnica Mixta, Collage, Grabados
Xilopinturas, Instalaciones, Escultura, Audiovisuales,
Cerámica, Artesanías, Exposiciones
Libros y Artículos sobre la historia del Arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada