Recomendados

lunes, 29 de marzo de 2010

JAVIER YUBI - MUSEO HISTÓRICO CORONEL PEDRO HERMOSA de ISLA UMBÚ (ÑEEMBUCÚ) / Fuente: REVISTA DOMINICAL de ABC COLOR.

Tesoro arquitectónico.
La alargada construcción de un siglo y medio
de antigüedad representa el bien histórico más relevante de Isla Umbú.
.
MUSEOS DEL PARAGUAY
MUSEO HISTÓRICO CORONEL PEDRO HERMOSA
de ISLA UMBÚ
Artículo de JAVIER YUBI
(Enlace a datos biográficos
y GALERÍA DE MUSEOS DEL PARAGUAY
.
Un alargado edificio construido en la segunda mitad del siglo XIX es la sede del Museo Histórico Coronel Pedro Hermosa de Isla Umbú, en el departamento del Ñeembucú. Su acervo consiste en pinturas y objetos relacionados con la Guerra del 70, así como elementos de uso cotidiano de antiguos pobladores.
Isla Umbú tiene el encanto de esos pueblitos antiguos que conservan la magia de los tiempos idos. Se fundó en 1860 por orden de Don Carlos Antonio López en un tranquilo paraje del Ñeembucú, rodeado de esterales. A 150 años de existencia, la vida sigue siendo un misterio en este alejado rincón de vibrantes historias y generosa cordialidad.
.

En su interior se conservan objetos históricos
y elementos de uso cotidiano de los pobladores del ayer.
.
A un costado de la iglesia se encuentra un alargado edificio que en la época fundacional era el Cabildo. Existen versiones orales que indican que en tiempos de la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870) fue cuartel del Mariscal Francisco Solano López. Tras los sucesos bélicos, Isla Umbú quedó en abandono, pero la buena calidad de la construcción, que empleó maderas y tacuaras entrelazadas con cuerdas de cuero (estaqueo) y barro, permitió que se mantenga en pie. Algunos años atrás, el caserón fue restaurado y destinado al Museo Histórico Cnel. Pedro Hermosa, en homenaje a un excombatiente de la Guerra del 70.
.
Pintoresco retablo.
En el altar mayor se ubica la imagen del santo patrono,
San Atanasio.
.
“Luego de finalizada la Guerra del 70, el coronel Hermosa volvió a esta zona y se casó con Juanita Pesoa, la amante del Mariscal López”, confidencia Mirian Mabel Franco, una docente fanática de su pueblo que activa en la promoción cultural.Hasta décadas atrás, en el ex cuartel de López funcionaba la Policía, y el edificio se mantenía en pésimas condiciones: no tenía puertas ni ventanas. “Ahora las construcciones en tiras están protegidas mediante una ordenanza de no innovar, sacada por la Municipalidad”, revela la profesora Mabel.Los primeros trabajos de restauración se hicieron en 1970 para salvar la iglesia. Se sustituyeron los horcones que se encontraban muy deteriorados por efecto del tiempo y las termitas. También una parte del techo, especialmente sobre el altar, fue intervenido por personal del Ministerio de Obras Públicas. Y a partir de entonces los edificios antiguos fueron declarados patrimonio histórico y cultural de la nación.El Museo Histórico de Isla Umbú se volvió a restaurar y se rehabilitó al público hace como siete años. Un grupo de pobladores guiados por la profesora Mabel Franco se dedicaron a buscar objetos y reliquias para el acervo. “Hicimos una campaña de concienciación a través del programa radial que la Municipalidad tiene una vez por semana en una emisora de Pilar, para que la gente que tuviera algunas cosas relacionadas con la historia done o preste a la comuna para que se pueda exhibir en el museo. La campaña duró un mes, y la gente respondió favorablemente. Muchas personas acercaron sus pertenencias familiares para armar las colecciones. Hicimos un trabajo minucioso de recorrer casa por casa todo el distrito y así pudimos recolectar los bienes que tenemos en exhibición”, hace saber Mabel. En los salones del museo se pueden apreciar desde un tronco de tajy ahuecado a mano que era usado por algunas familias de la zona como recipiente de agua y otras veces para guardar semillas de consumo hasta las casullas que vestían los sacerdotes de la parroquia. Hay viejos utensilios de mesa, máquinas de coser, lámparas, urnas de votación, baúles, monedas y fotos de excombatientes de la Guerra del Chaco (1932-1935).En otra sala se ubican los vestigios de la Guerra del 70: restos de armas, fusiles, yataganes, balas de cañón, ruedas de carretas, estribos, encontrados en Tajy y Boquerón, actuales compañías de Isla Umbú. Despierta la curiosidad de los visitantes una cama de hierro, artísticamente trabajada que perteneció a Juanita Pesoa. Y en la sala donde se supone estuvo el Mariscal López, cuando fue sede de la Intendencia del Ejército, sobresalen las pinturas de Bartolomé Martínez. En varios lienzos hay escenas de sangrientas batallas; en uno mayor, se aprecia a las mujeres entregando sus joyas al Mariscal, y los retratos del héroe paraguayo, Madame Lynch y Pancha Garmendia.El Museo Histórico Cnel. Pedro Hermosa abre sus puertas al público de martes a domingos y se mantiene con fondos provistos por la Municipalidad. Isla Umbú es conocida como la cuenca lechera del Ñeembucú. A la entrada del pueblo hay un monumento que advierte al visitante de esta condición. Abastece a Pilar con unos 3.000 litros de leche diarios.Las calles céntricas lucen empastado natural, lo que le otorga un aspecto sereno, de mucha tranquilidad con escaso tránsito vehicular. Son las motos, caballos y carretas los medios de locomoción más comunes que circulan por los polvorientos caminos de tierra. En medio de un cuadrilátero de casas antiguas se ubica el mayor tesoro de Isla Umbú. Es la iglesia original que se empezó a levantar dos años después de la fundación fechada en 1860. La obra de estilo colonial mantiene las características arquitectónicas del siglo XIX: gruesas paredes de adobe y techo que mezcla karanda’y, tacuarillas y tejas. Sus pisos son de ladrillo y tiene un altillo que sirve para el coro. Una gran cruz de madera maciza de los tiempos iniciales ambienta la entrada al recinto sacro que guarda en su interior aires solemnes. En el centro del sencillo altar mayor de madera se sienta San Atanasio. Dicen las versiones populares que el santo guerrero fue nombrado patrón de Isla Umbú a raíz de un pedido de ayuda hecho por el Mariscal Francisco Solano López durante la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870). “El dos de mayo, antes de la batalla de Estero Bellaco, el Mariscal López hizo una promesa a San Atanasio que si ganaba el enfrentamiento lo iba a designar santo patrono de la primera iglesia terminada en el Paraguay, después de ese acontecimiento bélico. Y como fue ésta (la de Isla Umbú), se le puso en agradecimiento por el triunfo”, explica Ariel Maidana Franco, un joven conocedor de las historias de su comunidad.En lo alto del retablo que también ubica la talla de un Cristo Crucificado fue grabado el escudo nacional paraguayo: la estrella entre la palma y el olivo. Durante las fiestas patronales del 2 de mayo, Isla Umbú se llena de gente. Regresan los lugareños que emigraron en busca de mejores alternativas laborales en Asunción, Ciudad del Este, Pilar o Buenos Aires. Y, últimamente, algunos que se fueron a Madrid (España). Las celebraciones se dan con torín, corridas de sortijas y se instala la romería con la calesita. Hay feria de comidas típicas, banditas y mucha alegría.
.

Reposo de una dama.
Cama que perteneció a Juanita Pesoa,
ex novia del Mariscal López.
.
Identikit
Isla Umbú queda a 12 kilómetros de Pilar, la capital departamental del Ñeembucú. Sus contados 320 pobladores (censo nacional 2002) se caracterizan por la sencillez y cordialidad. Se comportan como una gran familia, porque todos entre ellos se conocen. La cría de ganados y las labores agrícolas son las actividades principales a las que se dedican los lugareños. Plantan maíz, algodón y verduras. También forman parte de los rubros económicos la apicultura y la producción de leche que a diario se comercializa con la vecina Pilar.
Los estudiantes reciben educación en la Escuela Básica Nº 265 San Atanasio, en el Colegio Nacional Contralmirante Ramón E. Martino y en el Centro Educativo de Jóvenes y Adultos.
.
Inicio en el siglo XVIII
Relata la profesora Mabel Franco que un documento del año 1785 consigna que el gobernador Pedro Melo de Portugal ordenó al señor Juan de Jara organizar la población del espacio territorial que abarca desde la Villa del Pilar hasta Curupayty para evitar la entrada de los indios infieles.
“Se acordaba dar a cada familia que viniera tierra gratis, animales; cierta cantidad de caballos, vacas y unos años de gracias en el pago del diezmo. En esa época se decía Paraje Isla Umbú y en un lugar no muy lejano ya se tenía un oratorio que se llamaba capilla del Señor. Se presume que el Cristo Crucificado que ahora está ubicado arriba del altar era el primer santo patrono de Isla Umbú”, detalla la docente.
26 de Marzo de 2010
.
.
Enlace a la GALERÍA DE ARTES
Amplio resumen de autores y obras
de las Artes Visuales en Paraguay.
Óleos, Acrílico, Técnica Mixta, Collage, Grabados
Xilopinturas, Instalaciones, Escultura, Audiovisuales,
Cerámica, Artesanías, Exposiciones
Libros y Artículos sobre la historia del Arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada