Recomendados

lunes, 1 de marzo de 2010

MUSEO DE ARTE SACRO. Ciudad de ENCARNACIÓN - ARTÍCULO DE JABIER YUBI EN LA REVISTA DOMINICAL DE ABC COLOR


MUSEOS DEL PARAGUAY
(SERIE DE ARTÍCULOS DE JABIER YUBI,
EN LA REVISTA DOMINICAL DE ABC COLOR)
MUSEO DE ARTE SACRO
Ciudad de ENCARNACIÓN
.
. Nichos y santos antiguos tallados en madera en las misiones jesuíticas y franciscanas, pertenecientes a la colección del profesor Alberto Delvalle, se hallan en exhibición en una dependencia de la Universidad Católica de Itapúa, sobre la calle Artigas, en el centro de Encarnación. Una sala está dedicada a la Guerra del Chaco.
.

. El Museo de Arte Sacro fue montado por un convenio de préstamo temporal entre el profesor Alberto Delvalle y la casa de altos estudios. Se había inaugurado el 7 de agosto de 1998, día de San Cayetano y cumpleaños del dueño de la colección. Tras el fallecimiento del señor Delvalle, el 3 de febrero de 2008, los herederos decidieron continuar con el convenio.

. El complejo cultural funciona en una casa que perteneció a la familia Brítez y ahora se halla anexada al predio de la Universidad Católica de Itapúa (UCI). Sus cinco salas están ocupadas por el acervo que incluye varios nichos pintados, una serie de Cristos Crucificados, las figuras barrocas de San Antonio de Padua, San José y el Niño, y la Virgen de los Remedios. Sobresale la talla de San Pascual Bailón. “Estando yo en Ayolas como obrero de Yacyretá, me invitan a una fiesta de San Pascual Bailón en Santiago (Misiones). Voy y encuentro un suntuoso altar y allá, arriba, una estatua que me enloquecía.
.

. Y la gente bailaba. Desde ese día no paré hasta conseguir el santo, el único San Pascual Bailón de todas las reducciones jesuíticas. Once años visité a la dueña que, dicho sea de paso, fumaba cigarro y yo le acarreaba tabaco. Pero ella decía: ‘Yo no tengo nada para los últimos días de mi vida y con este santo me voy a desenvolver’. Y así fue. Un día me dijeron los vecinos: ‘Está enferma Petronita Alvarenga’. Y yo solventé todos sus gastos, su sepelio. Ella ya había escrito un testamento para dejarme el San Pascual Bailón”, había relatado Alberto Delvalle, en un reportaje anterior a ABC Revista.
. La colección suma 47 imágenes talladas en tiempos de las reducciones jesuíticas y franciscanas, la mayoría con las indicaciones de su procedencia. A la entrada del Museo de Arte Sacro se aprecia un óleo de la Virgen y el Niño, pintado por Elizabeth Coll, la retratista del último zar de Rusia, que tras la Revolución bolchevique vino a parar en Itapúa y realizó la obra para la iglesia ortodoxa rusa de Encarnación.
.

. En la sala correspondiente a la Guerra del Chaco (1932-1935) hay una enorme bandera paraguaya de la época, los retratos pintados del Mariscal José Félix Estigarribia, Eligio Ayala, Eusebio Ayala y José P. Guggiari. También se ven uniformes, espadas, granadas, balas de cañón y reproducciones fotográficas.
. El acervo incluye un piano que perteneció a la artista Celina Duarte Alder, máquinas de escribir, aparatos de contabilidad, y en una vitrina se guarda una serie de utensilios de porcelana antigua.
. En las paredes del corredor posterior están colocadas unas rejas y cruces de hierro forjado.
.
Identikit
La Reducción de Itapúa (actual Encarnación) fue fundada el 25 de marzo de 1615 por el sacerdote jesuita San Roque González de Santa Cruz (primer santo paraguayo). Ahora cuenta con 70.000 habitantes en el área urbana, según datos del censo nacional 2002. Queda a 370 kilómetros de Asunción, por ruta asfaltada Nº 1 Mariscal Francisco Solano López.
.
Acceso libre
El Museo de Arte Sacro de Encarnación recibe visitantes de lunes a viernes, de 7:30 a 11:30. El acceso es libre y gratuito para todo público. El local se ubica en la calle Gral. Gervasio Artigas casi Arquitecto Tomás Romero Pereira. Fuera del horario establecido, los encargados proceden a abrir el museo, previa solicitud personal en sede de la UCI.
26 de Febrero de 2010
.
Fuente: artículo de JAVIER JUBI en la REVISTA DOMINICAL del diario ABC COLOR de fecha, domingo, 28 de febrero de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada